Denim style

Denim style

Denim, jeans, tejanos, vaqueros… Existen numerosas maneras de llamarlos y muchas más de llevarlos, pero lo que está claro es que los pantalones vaqueros han sido, son y seguirán siendo la prenda estrella que jamás faltará en el nuestro armario. ¡Nunca tendremos suficientes y nunca nos cansaremos de ellos!

El jean aporta un  look casual, cómodo, juvenil y muy fácil de combinar ¡Tengan la forma que tengan los vaqueros nos encantan y siempre son tendencia! Pero…  seguro que más de una vez has ido a una tienda y te has encontrado con tantos tipos de pantalones que no sabías cual escoger: Ankle, boyfriend, ripped, straigth, jeggins, skiny, cropped, slim, capri, boot cup, wide leg…  Pues bien, para todas aquellas que no conozcáis estos estilos, en este post os explicamos algunos de los modelos que más están de moda esta temporada ¡Allá vamos!

Boyfriend: Son vaqueros de corte ancho y con un estilo caído. Se llama así porque son un modelo de estilo masculino, aunque con el tiempo, este modelo ha evolucionado al denominarse Girlfriend.

Boot Cut: Así se llaman ahora los vaqueros ligeramente acampanados. Van ensanchándose desde la rodilla hasta el bajo y se suelen llevar con botines o botas altas por dentro de los pantalones.

Rayed: Seguro que tienes en tu armario vaqueros con pequeños descosidos y desgastados en las rodillas o con algún roto muy sutil en los bolsillos y en los bajos, pues así son los pantalones rayed, la antesala a los ripped jeans.

Ripped: A diferencia de los rayed, estos vaqueros tienen rotos mucho más marcados que incluso se transforman en grandes agujeros que dejan al descubierto parte de las piernas.

Jeggins: Este tipo de pantalones son como los leggins pero con apariencia de vaquero. Es un modelo muy estrecho y está hecho con material elástico tipo malla para que sienten como un guante.

Skinny: Son jeans muy pitillos y se adaptan totalmente a la piel. Están hechos de material elástico para que queden muy ajustados y conseguir un efecto de piernas más largas. Son perfectos para llevar con botines y con prendas oversized. La diferencia entre los skinny y los slim es que estos últimos son un poco menos pitillos y más flexibles.

#

sign up for our NEWSLETTER